Dirige tu vida con 7 hàbitos

“El tiempo es el recurso màs importante; quien no lo sabe administrar no sabe administrar nada”.    Peter Drucker

Està comprobado que solemos perder del orden de 3 horas al día a causa de hábitos que resultan inadecuados. Estos hábitos no sòlo producen un agobio en el trabajo sino también afectan a la calidad de nuestra vida.

¿Cómo combatirlos?

Cultivando siete hábitos adecuados constructivos que nos ayudarán a gestionar nuestro tiempo y dirigir nuestras vidas. Son fáciles de asimilar pero aplicarlos requiere cierta disciplina, sin embargo, una vez convertidos en hábitos rinden dividendos durante años.

Hábito No. 1

Decide a dónde quieres ir

 

pr

Es decir, tus objetivos. Si no decides a dónde quieres ir, llegarás a otro sitio que quizás no te guste.

Define por escrito, de 5 a 9 objetivos. No más, porque te dispersarías; ni menos, porque descuidarías facetas importantes.

Piensa en Ti mismo, en tu familia y en el trabajo (precisamente en este orden) y fíjate objetivos para cada uno. Serán tus aspiraciones a largo plazo.

Tus objetivos deben ser  motivadores, claros, cuantificados con plazo, compatibles entre sí y retadores pero alcanzables.

Escríbelos y mantenlos a la vista: te inspirarán y te guiarán.

Ante cada situación nueva o imprevista que te plantee dudas de cómo reaccionar, tus objetivos te permitirán responder del modo más adecuado. Serán tu norte y  tu guía.

Hábito No. 2

Decide qué debes hacer para llegar allí

lista

Recuerda: Sólo cosecharás lo que siembras.

Desglosa tus objetivos en etapas, estableciendo proyectos (planes) para alcanzarlos. Por escrito.

Asume que no puedes hacer todo cuanto desearías. Eso te obliga a elegir. Tienes todo el tiempo que hay, sólo son 24 hrs. por jornada.

Comienza por el largo plazo. Luego el medio. Y finalmente el corto (la semana). Cuantifica. Fija fechas. Asigna márgenes de seguridad para lo que tenga un plazo.

Si quieres que ocurra algo, asígnale un tiempo.

Tus proyectos (planes) son los eslabones que te conducirán hacia tus objetivos.

Programa tiempo para pensar, para innovar, para formarte; y para ti, para cuidar tu cuerpo y tu espíritu. Necesitas un tiempo personal, de descanso, de diversión.

Hábito No. 3

Comienza por lo más importante

El 20% del tiempo de nuestras actividades produce el 80% de nuestros resultados. Identifica ese 20% y céntrate en él, empezando tan pronto como puedas con los próximos pasos que te acercarán a él.

Evita la tentación de abordar antes lo que es corto, cómodo, agradable o conocido. Es tentador porque suele ser gratificante. Pero también suele ser poco importante.

Anticipa lo importante antes de que se convierta en urgente. Adelántate a los problemas porque si llegan antes que tú, tendrán ventaja. Las urgencias malgastan el tiempo, suelen conducir a soluciones poco elegantes y provocan estrés.

Prioriza lo importante, primero. Tu semana y tu jornada deben estar resididas por lo importante.

Dedica al menos dos tercios de tu tiempo a lo más importante que aún no es urgente. Porque así evitarás que se convierta en urgente y encontrarás mejores soluciones para lo que verdaderamente importa.

mafalda

Si lo importante es difícil o largo, aíslate. Enciérrate en el despacho o piérdete fuera de el si es preciso. Las interrupciones pueden multiplicar por 20 el tiempo que te lleve una tarea.

Hábito No. 4

Asigna a cada cosa sólo el tiempo justo. Y ¡delega!

Programa a cada tarea el tiempo adecuado y no más. Si le asignas poco te saldrá mal o tendrás que repetirla. Si le asignas demasiado, lo consumirá. Pero piensa que todo lleva más tiempo de que parece al principio.

Busca la perfección en el conjunto y no en cada tarea. El conjunto incluye lo económico, lo social, lo afectivo… tu vida.

Programa el tiempo y no las tareas. Y  no lo agotes, porque debes contar con los imprevistos. No sabes cuándo, pero te llegarán y ocuparan más de la mitad de tu jornada

Dice el refrán: “Si lo quieres pronto y bien hecho, hazlo tú mismo”. Nada más falso. Sólo sería recomendable si tuvieras una sola cosa por hacer. Aplícalo sólo a lo importante.

Delega todo lo que puedas. Pregúntate siempre qué puedes delegar y a quién. La única trampa que puedes hacerle al tiempo es utilizar el tiempo ajeno. Debes hacerlo para que tu equipo se desarrolle y se motive, para liberar tu tiempo para cosas más importantes; para que todos crezcan profesionalmente.

delgar

Pero recuerda que delegar no es desistir. Es preciso definir claramente el resultado a alcanzar, informar a los implicados, formar al otro, dotarlo de los recursos necesarios, motivarlo, concederle el derecho al error, y establecer controles para mantener el rumbo durante el aprendizaje.

Y ten paciencia. Delegar es invertir. Los resultados se obtienen después. Con creces.

Hábito No. 5

Sigue tu programa

Prepara un programa de actividades para cada semana. Los próximos pasos serán los que harán avanzar tus proyectos (planes) y los que te llevarán cada día a día a alcanzar tus objetivos sistemáticamente.

Inicia tu jornada de acuerdo con tu agenda. Mantenla a la vista. Sigue tu programa, salvo que te surja algo más importante.

a

Actúa según tu iniciativa, tu criterio. Evita la reacción compulsiva a atender interrupciones, problemas o asuntos imprevistos no prioritarios (cortos, cómodos, urgente…) o a lo que te piden los demás. Acepta una interrupción solo cuando entiendas que te resulta de interés (o es tu obligación).

Aprende a decir que no. Cuando sabes que es lo correcto. Sé amable, pero no a costa de abandonar tus prioridades. Colabora, pero sin abandonar tus propias responsabilidades: sé asertivo y decide, por ti mismo, tu comportamiento.

No lo dejes para luego. Como dice un viejo refrán ingles “Un día de estos no es ninguno de estos días.”

No pospongas lo que es difícil o te desagrada, sobre todo si es importante. Cuanto antes te lo quites de encima, mejor te sentirás

Decide a tiempo. Evita la tentación de seguir acoplando más información en busca de lo seguro. A veces tendrás que tomar decisiones con información insuficiente, o perderás el tren.

Hábito No. 6

Concéntrate en un solo asunto y termínalo

 

concentrado

Nuestra cultura sobrevalora el esfuerzo y la acción. La persona ocupada se siente importante. La actividad se acaba convirtiendo en una trampa: se esta  tan enfrascado en lo que se hace, que se acaba olvidando para qué se hace (objetivo)

Tu consciente sólo puede ocuparse eficazmente de un asunto a la vez. La dispersión lleva al estrés.

Saltar de un asunto a otro alarga el tiempo que ocupa cada uno de ellos. La eficacia se consigue trabajando en un asunto hasta donde se pueda, con olvido de los demás.

Mantén un escritorio ordenado. Tu escritorio es un lugar donde recibes, procesas y emites información. Solo debes tener la referente al asunto en que trabajas y las herramientas de uso cotidiano. Los montones de documentos sobre tu mesa dificultarán tu concentración y solo contribuirán a producirte también estrés.

ordenado

Evita las interrupciones. Alargan extraordinariamente el tiempo preciso para realizar una tarea. Acepta las menos posibles y se asertivo; aprende a decir “NO” cuando lo que tienes entre manos en más importante que el imprevisto que te surja.

Hábito No. 7

Hazte la vida más fácil

Tu tiempo es tu vida. Lo necesitas para todo lo que quieras hacer o disfrutar. No lo malgastes.

Cuida tu cuerpo, que es tu herramienta básica: Alimento. Ejercicio. Descanso. Todo condiciona un alto rendimiento.

estilo

Cuida tu ánimo, es tu energía y tu fuerza. Aprende a evitar las preocupaciones y el estrés: deterioran, cansan, debilitan. Equilibra tus intereses y tus responsabilidades: tú mismo, tu familia y el trabajo.

equi

Organízate debidamente. Encontrarás más tiempo para todo lo que te interesa. Lograrás más con menos esfuerzo. Sentirás la satisfacción de lograr lo que te propongas  y la confianza de tenerlo todo bajo control.

Apóyate en las mejores herramientas de organización y gestión. Hay varias y son complementarias. Te ahorran tiempo, liberan la mente y favorecen tu creatividad.

Las herramientas digitales (ordenadores, agendas electrónicas, teléfonos móviles) son cada vez más sofisticadas: tamaños más compactos, capacidad de datos mayor y mejor conectividad.

Las herramientas de papel (agendas, organizadores) tienen otras grandes ventajas. Los mejores organizadores son idóneos para aplicar día a día la gestión por objetivos y para acumular información vital de forma relacionada y compatible.

Y, por último. ¡ojo con las grandes jornadas y el estrés consiguiente! sabes que no sólo baja tu rendimiento, sino que desaparecen habilidades que te son precisas: creatividad, memoria, empatía, capacidad para comunicar, persuadir, o negociar con otros, motivar a tu equipo, vender ideas… busca la calidad en tu trabajo antes que la cantidad.

Recuerda

Una persona màs eficaz, es màs feliz.

 

Happy friends embracing

 

Autor. Jose Maria Acosta

Rincón de ideas

Hay días en los que necesitamos de nuestro espacio personal para aclarar ideas, motivarnos o poner en orden algunas cosas de nuestra vida. A continuación te doy unos consejos para ayudarte a despejar tu mente.

creat

Organízate

Alguna vez hemos tenido estrés por tener un desorden nuestra área de trabajo, casa  u oficina. Mantener orden y limpieza en tu sitio personal te ayudará a mantenerte concentrada en tus objetivos y no perderás tiempo en buscar cosas que no encuentres por no tenerlas en su lugar. Hace poco me dediqué a hacer una limpieza profunda, al principio fue un poco frustrante o me daba flojera, pero primero empecé con 30 minutos diarios y después se me hizo más fácil escogiendo un día y dedicarme a organizar, lo mejor es que vale la pena porque al final sentirás bienestar, te recomiendo ver videos sobre los métodos de orden y limpieza de la japonesa Marie Kondo autora del libro “La magia del orden” a mí me ayudó mucho.

 

escrit 2

Crea una libreta de inspiración

Compra una libreta  que te guste, igual puedes decorar la portada a tu preferencia. Puedes dividirla en varias partes.

  • Una sección de frases, pensamientos o ideas que te gusten y te levanten el ánimo.

 

  • Lista de tareas pendientes por hacer.

 

  • Una sección de metas y objetivos por cada área de tu vida ( salud y cuerpo físico, amor, carrera profesional, finanzas, familia, amigos, pasatiempos, crecimiento personal.. etc).

 

  • Una sección de colección de recortes de revistas, imágenes o dibujos que representen tus metas del punto anterior, o todas las cosas que deseas hacer   y ser en la vida.

 

  • Un diario, donde escribas acerca de  lo que haces cada día,  sobre  tus emociones y detalles que te parecieron importantes.

 

  • Una sección donde anotes tus gastos de cada día, deudas e ingresos para llevar un control de tus finanzas personales.

 

  • Por último una sección donde anotes una  lista de cosas por las que te sentiste agradecida en el día.

Cambia tu libreta cuando se termine y guárdalas para cuando necesites motivación,  o despertar tu creatividad, te levantará el ánimo.  😀

 

por Karina Lara

Cosas que te harán feliz

Estudios han comprobado que pequeños detalles suelen mejorar tu estado de ánimo, te comparto algunos consejos!!

  • Baila

De todos los ejercicios, bailar es la mejor manera de elevar el nivel de endorfinas, según el psicólogo Michael Argyle. Esto se debe a una combinación de factores: es un ejercicio cardiovascular divertido, escuchas mùsica y tienes contacto con otras personas.

bailamos

  • Ahorra diario

Compra una alcancìa y cada dìa deposìtale el equivalente a tu cafè matutino, ahorra

ahorra

  • Medita

Es una de las formas para conectarte contig@ mism@, te relajará y despejará la mente.

 

medita

  • Sè servicial 

Ayuda a alguien con algo que necesite.

ayudar-a-los-demás-1-1

  • Escribe

Haz una lista por lo que estàs agradecida. Hazlo antes de dormir sugiere Carrie Green, fundadora de la Female Entrepeneur Association.  Un estudio comprobò que hacerlo durante dos semanas altera de modo positivo el estado de ànimo.

  • Crea una cajita feliz

Llena una caja con artìculos que te hacen sonreìr: fotografìas, cartas, tarjetas de felicitaciòn.. Mìralas cuando te sientas con poco ànimo.

cajita

  • Haz un playlist increìble

Elige canciones que te encanten, que te den energìa (por el ritmo o la letra)

musica

Abundancia

Cada día recibimos mensajes que nos llevan a creer que nuestras vidas son de escasez y falta, y que la competencia unos con otros es la única manera en que realmente podemos tener éxito. Sin embargo, cuando comenzamos a presenciar verdaderamente el mundo, ya sea de pie en medio de un bosque majestuoso o la exploración de los estantes en el supermercado llegamos a entender que el Universo entero es nuestro para disfrutarlo.

Para que podamos experimentar realmente todo lo que el mundo tiene para ofrecer, primero tenemos que llegar a apreciar lo que ya tenemos.  Al ser verdaderamente agradecidos, abrimos la puerta a todo el poder, la sabiduría y la creatividad del Universo.

 

Fuente: Deepak chopra

Aquì y ahora

Hoy les hablare sobre el mindfullness, que significa tomar conciencia del momento  en el que estamos, sin juzgar ni analizar, sòlo sintiendo plenamente y disfrutando del presente . Sè que al principio es  un poco difícil llevarlo a cabo sobretodo por nuestras actividades diarias, el tiempo, deberes y ocupaciones, pero puedes comenzar hacerlo por unos cuantos minutos al día hasta que se te vuelva màs fácil actuar con conciencia, vale la pena hacerlo un hábito.

Por ejemplo mientras conduces al trabajo, a veces  puedes estar estresada por el tráfico, el tiempo y pensando en lo que te espera en el día, pero trata de tomarte un tiempo en dejar esos pensamientos a un lado, respira y observa a tu alrededor, tal vez puedas notar cosas que no habías visto antes por estar dentro de los pensamientos,  igual puedes poner tu música favorita, o alguna canción que te relaje solo disfruta del camino mientras manejas.

También otra forma de practicar mindfullness es mientras cocinas, observa las diferentes texturas de los vegetales e ingredientes, los colores llamativos, los olores, te sorprenderá cuando te des cuenta de  la diferencia de cocinar de èsta manera, Toma conciencia en cada actividad que hagas, observa los detalles, y tambièn de lo que estàs sintiendo, solo disfruta del momento sin juzgar, analizar la experiencia.

 Te invito a que lleves a la práctica, el disfrutar del momento presente veràs la vida de otra manera viviendo con plenitud y pasiòn.

m

 

por Karina Lara 🙂

La felicidad

La felicidad es un estado del Ser, es la forma en la que conectamos con todo a nuestro alrededor, en éste estado encontramos la paz y plenitud, independientemente de las situaciones que experimentemos durante cada momento de la vida. Esto quiere decir que nuestra felicidad no depende de nada externo, por ejemplo del tiempo, una situación o un lugar.

La felicidad no la experimentaremos siempre, pero depende de nosotros al trabajarla diaria, ya que a lo largo de nuestra vida pasaremos por diferentes eventos o situaciones que serán positivas,  donde sentiremos placer, expansión, y por otro lado pasaremos momentos difíciles o que se nos presentaràn como un reto. La clave es no apegarnos solo a los momentos felices para que asì nuestra felicidad no dependa de los factores externos ya qué solo ocasionaría sufrimiento por apegarnos a algo impermanente.

La mente se entrena, a través de ejercicios como la meditación, para percibir el mundo de manera diferente, asì tu mente puede percibir una circunstancia externa como algo positivo. Al ser una percepción es completamente personal y diferente para cada persona. Por eso es importante definir qué es la felicidad para ti, asì puedes observar si tu felicidad depende de algo externo en tu vida.

La felicidad es el estado detrás de todos los estados, simplemente ES. Es el estado que surge cuando estás conectad@ contig@  mism@ viviendo en el momento presente. Regresar a la fuente en donde reconoces que no eres tus pensamientos, emociones, ni circunstancias externas, te ayudarà a conectarte con tu centro. Es por eso que técnicas como la meditación y el Mindfullness son recomendadas porque te regresan a tu centro.

Fuente: María José Flaqué de Mujer holística

 

El espíritu

Buen día hoy les compartiré un articulo de (María Jose Flaque de mujer holìstica) sobre el espíritu.

El espíritu lo permea todo y es lo que todas las personas y las cosas en este mundo tienen en común. Es espíritu està adentro de absolutamente todo, no està “allá afuera”, ni separado de ti. El espíritu es transpersonal y es independiente de cualquier pensamiento que tengas de ti mism@, no importa que tan profundo o espiritual sea este pensamiento.

 

El espíritu no està atento la dirección de tu vida, simplemente te invita a regresar a él, a tu hogar, a través de la presencia en este momento. También puedes regresar a lo espiritual al responder los llamados de tu alma, que es un agente del espíritu. En el camino de realización con el espíritu soltamos todo lo que hemos identificado como el “yo” individual y aprendemos a trascender la divinidad. Todos tenemos las mismas lecciones a nivel del espíritu,  que son el desarrollo de la compasión y el amor incondicional por todos los seres vivos.

Las metas son el proceso del alma y la realización con el espíritu son diferentes, pero compatibles y complementarias entre sì.  Podemos profundizar en nuestra individualidad y su expresión, mientras al mismo tiempo trascendemos nuestra identificación con esa individualidad. Es decir, soy plena en este mundo sirviendo con propósito, pero no me identifico con mi historia o con este rol.

Trascender està asociado con el Sol que se eleva, con la unión con la luz. Ascendemos hacia una unión con el infinito.

Algunas prácticas que nos ayudan a llegar a esta conexión con el espíritu es la meditación, las prácticas de devoción, algunas tradiciones religiosas, la contemplación, el rezar y las disciplinas que cultivan la presencia.

Es necesario unir éstas prácticas junto con las del desarrollo del alma y el ego para llegar a sentir esta presencia integral sobre la tierra, a sentir que encontraste tu hogar y que puedes ser plena en él.